julio 20, 2024

Superar los retos mineros con tecnología e innovación

Por Luis Mariano Vega, Gerente de Ventas para Cono Sur en Axis Communications.

La minería es uno de los sectores que se caracterizan por desarrollarse en entornos particularmente difíciles y peligrosos. Las prioridades más importantes dentro del sector son la salud, el bienestar y la seguridad de los empleados. De hecho, la gran mayoría de los operadores mineros se concentran en el objetivo de cero lesiones o pérdidas de vidas humanas.

El sector minero al ser uno de los más regulados en el mundo, cualquier incidente, por pequeño que sea, debe ser investigado a fondo y probablemente provocará la detención de algunos elementos de las operaciones de la mina, lo que siempre será costoso. Si los organismos encargados de hacer cumplir la ley encuentran incumplimientos de la regulación, las multas pueden ser severas y, en casos extremos, la licencia de explotación de la organización minera podría verse afectada.

Las operaciones mineras también pueden verse interrumpidas por fallas en el equipo, y las reparaciones posteriores al incidente y el reemplazo nuevamente causan costosos tiempos de inactividad: cualquier oportunidad de mantenimiento proactivo es bienvenida.

La tecnología aplicada en este sector está en un constante y acelerado perfeccionamiento, para mejorar ahora a todos los aspectos de la seguridad minera, de una manera inteligente e innovadora, ya sea para incrementar la eficiencia operativa, y robustecer la seguridad de las operaciones mineras.

Uno de los aspectos donde se está registrando el mayor avance es la videovigilancia:

  • Poca visibilidad: lidiar con la oscuridad y el polvo. La mala visibilidad ocasionada por la obscuridad o el polvo puede ser un desafío común en la minería. Existen tecnologías diseñadas para lidiar con esto, ya sea a través cámaras infrarrojas, a color y con alta resolución o cámaras térmicas, incluso equipadas con aprendizaje profundo (Deep Learning) que pueden detectar y monitorear una variedad de objetos, incluidas las nubes de polvo, lo que permite tomar medidas correctivas o de advertencia proactiva, incrementando la seguridad de todos.
  • Gestionar los riesgos de las máquinas mineras. Los riesgos de operar maquinaria enorme como la que requiere el sector minero son obvios, pues se relacionan tanto con la seguridad de los empleados como de la mina. El uso de cámaras ya sea corporales o térmicas, es cada vez más común para ayudar a todo el personal, por ser de ayuda ya sea durante la actividad minera o en caso de algún incidente.
  • Aplicaciones innovadoras de análisis. Con el aprendizaje profundo (Deep Learning) ahora disponible en las cámaras de vigilancia, las capacidades de reconocimiento de objetos son mucho más precisas. En la minería, esta tecnología se emplea para garantizar que los trabajadores usen el equipo de protección personal correcto antes de ingresar a la mina o cuando se muevan por el sitio.
  • Más allá de la seguridad: la eficiencia operativa. La videovigilancia tiene un papel en la operatividad eficaz de las minas. En un ambiente donde el movimiento, las altas temperaturas o los riesgos tanto humanos como naturales pueden ser un verdadero desafío, crear imágenes de alta calidad, nítidas y que apliquen la inteligencia artificial a través del video, reducen fallas en la operación, previenen incidentes e incluso evitan actividades delictivas.

En última instancia, para satisfacer las necesidades de seguridad, operativas y de seguridad del sector minero, la videovigilancia juega un papel más completo y conectado que nunca.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *