abril 15, 2024

En 1979, hice el Servicio Social Médico en el área de Turrialba y Juan Viñas brindando consulta en sus bellos pueblos.

Las plazas abundaban y en las tardes los habitantes de todos y cada lugar “mejengueaban” con verdadera pasión.

Era una tradición casi sagrada.

El grupo de trabajo: médico, enfermero, chofer, técnico de farmacia y de archivo, nos sumábamos, siempre que podíamos, a la mejenga.

Oriente, Pejibaye, Tucurrique, La Suiza, Pacayitas, Santa Cruz, Santa Teresita, eran parte de nuestro recorrido.

Cómo se practicaba el fútbol en ese tiempo y cuanto lo extraño.

Ahora se ven menos personas jugando fútbol por las tardes en las en las canchas de nuestro país.

Me dejó pensando el comentario de Jesús Martínez, en Fotos Antiguas de Costa Rica, de donde tomo la foto de este artículo, en el sentido de que la mayoría de las canchas de nuestro país, ya existían antes de 1970 y

que ha partir de esa fecha se han hecho pocas y por el contrario, más bien se pierden o se cierran las existentes.

Está afirmación parece cierta y debe investigarse pues refleja cambios en nuestro estilo de vida y en consecuencia aumento de enfermedades ligadas al sedentarismo y la obesidad.

Cada plaza tenía sus particularidades y

características que le daban identidad

La de Oriente era bellísima, plana, con zacate de calidad, rodeada de bambú.

Como en todas ellas, había una persona, voluntario del deporte y con liderazgo comunal, que se encargaba de su mantenimiento y administración.

Muy lejos del modelo actual, casi siempre burocrático e ineficiente.

En Oriente, era Matías, empresario polifacético y emprendedor que en el cuido de la plaza era multifuncional.

Pero junto a esa labor de base, Matías era un herediano “envenenado”.

Cómo sufría por su equipo rojiamarillo y

es que la época se prestaba para ello.

Herediano venía de una época de vacas muy flacas que, como equipo grande, muy pronto superaría.

Pero mientras eso llegaba, no le quedaba a Matías más que sufrir.

Sirva el presente texto para hacer un

sentido homenaje a todos los que entregan esfuerzo y trabajo al deporte comunal y elevar un pensamiento por Matías el herediano.


Ir a publicación de Facebook: Con pluma ajena – Matías y la Plaza de Oriente

Artículos relacionados